La rentabilidad del optimismo

photoEl optimismo está de moda y parece que, en estos tiempos, las personas optimistas escasean; en algunas ofertas de empleo, además del perfil profesional, se buscan personas que, además sean optimistas. Por ejemplo, la NASA, selecciona a sus candidatos astronautas incluyendo entre una de las cinco competencias más valoradas, el talante optimista.  El optimismo tiene mucho que ver con la superación, que es básicamente la combinación entre persistencia y logro. Siguiendo al Doctor Seligman, el optimismo tiene dos dimensiones básicas, que determinan su estilo explicativo: la persistencia y la pervasividad (tendencia a ver las cosas en términos universales).

El optimismo no es ver siempre el vaso medio lleno. El optimismo inteligente, es ver el vaso tal como está, basándose en hechos concretos, en evidencias.  No podemos vivir sin ilusión y a la vez sin realidad. La visiones son aceptables únicamente si son creíbles. Pero ser optimista es bien difícil en los tiempos que corren.

La noticia aquí:

Juan SCB

No comments yet.

Deja un comentario

© Directivos de España 2017