“La Fábula del Entusiasmo” o “Somos los únicos responsables de nuestro propio destino”

“En plena Edad Media un peregrino vio en París a tres obreros trabajando con grandes bloques de piedra.”
—¿Qué están haciendo?, les preguntó.
—Cortando piedra, dijo uno de ellos con indiferencia.
—Ganándome unos francos, repuso secamente el segundo.
El tercero suspendió su labor por un momento y con una gran sonrisa y marcado entusiasmo respondió:
—Estoy construyendo una hermosa y espectacular catedral que va a ser la más importante de toda la región”.

Moraleja: Somos los únicos responsables de nuestro propio destino. Mantén una actitud positiva y comienza a disfrutar de una vida placentera, llena de alegría y motivación. Ten siempre entusiasmo y alegría de vivir. Cuando una persona se siente entusiasta, se olvida de sus pesares y preocupaciones, tiene más energía vital y se siente capaz de superar los obstáculos y las dificultades. El entusiasmo nos inspira, nos da fuerza y motivación y nos impulsa a realizar cosas.

Entradas similares: “La Fábula de la Recompensa del Esfuerzo”.

Fuente: Publicado en Directivos de España | Linkedin por José Manuel Santiago Merino.

¿Estás de acuerdo con la moraleja de este cuento?

¿Conoces algún otro digno de comentar”

Redactor IDG

No comments yet.

Deja un comentario

© Directivos de España 2017