El arte de poner la mesa

 El arte de poner la mesa:

La mesa es el altar de las relaciones sociales. Por eso pondremos toda la atención en hacer de ella un lugar acogedor y bello.

Con suficiente antelación debemos comprobar que todo está en perfectas condiciones, que las servilletas son y están todas las necesarias , siempre un tercio más del número de comensales, lo mismo con los cubiertos, de servicio, y de mesa y que la cristalería está perfecta.

Igualmente comprobaremos que tenemos la mesa que necesitamos , en buen estado y que calza perfectamente.

El mantel:

Es uno de los principales protagonistas de la mesa, si no el que más. Normalmente es blanco -cena de gala-, o blanco o de colores lisos suaves -almuerzo de gala-.

Para que el mantel luzca perfecto es buena idea pasarle la plancha por encima, una vez esté colocado en la mesa, cuidando de no dañarla. Para eso también es bueno disponer del muletón que colocado debajo del mantel protege la mesa de golpes, humedades y efecto resbaladizo del mantel.

La mesa:

Hemos de adaptar la mesa a los comensales no los comensales a la mesa . Lo ideal es respetar una distancia de 50- 60 cms entre ellos y no olvidar el inconveniente físico de las patas .

Como si de una dama se tratara, hoy la mesa puede vestir de corto, sin mantel , o de largo, con él y resultar elegante de las dos maneras pero, en este último caso , ha de ser de madera noble , en buen estado y bonita. De otro modo siempre habrá que cubrirla casi hasta el suelo , o hasta media altura en caso de una mesa vistosa.

Siempre hemos de buscar la sencillez y evitar recargarla.

La servilleta:

Será siempre de tela. Debe presentarse plegada, pero no enroscada, ni apoyada o dentro de la copa. Lo habitual es que se coloque sobre el plato de presentación, aunque se puede colocar a un lado y siempre dobladas con sencillez en cuadrado , triángulo o rectangular .

Debe hacer juego con el mantel, lo que no quiere decir que sea exactamente igual, si no que case perfectamente con él.

Las hay de varios tamaños, cuanto más grandes más elegantes o de gala.

Para cena formal 60 por 60 centímetros, comida y cena menos formales 45 por 45, bufés 34 por 34, merienda: 22 por 22 y aperitivo: 20 por 20 centímetros. Estos tamaños deben de tenerse en cuenta a la hora de montar la mesa del 24 y la del 25.

Los cubiertos:

Cada plato requiere su cubierto. Sólo pondremos aquéllos que vayamos a utilizar.

La cristalería:

Deberá lucir impecable, cuidando de no dejar marcas de dedos en ella. Las copas de colores no son propias para cenas de gala o muy formales. Estarán colocadas por orden de consumición delante del servicio de mesa de derecha a izquierda.

Otros elementos:

Una cena formal admite bajo-plato , como soporte del servicio de mesa, el plato para el pan, que irá colocado a la izquierda del servicio principal , a la altura de las copas y el de la mantequilla , si se pone, en el lugar opuesto y a la misma altura . Si ponemos tarjetón de menú puede ir delante de los cubiertos de postre hacia la derecha del comensal y por último, la tarjeta identificativa a la derecha del servicio de mesa. No habrá más elementos en la mesa , y nada de botellas de agua o vino si la cena es formal. Éstas irán en una mesa aparte supletoria.

Por último, el o los centros de mesa mostrarán la creatividad de la anfitriona. Si ponemos flores han de ser naturales siempre. Para la noche pueden colocarse espejos con bonitos velones encima a juego con el resto de la decoración de la mesa.

Si te gustó el artículo, por favor, ayúdanos a difundirlo en la red o déjanos tu comentario.

Sobre la autora:

“Solo escribo sobre lo que conozco por experiencia propia, aparte de que lea todo lo que puedo, por supuesto también. A veces constato que lo que muchos cuentan ya no es real. Eso me parece importante y diferenciador”

Josefina Escudero cuenta con una dilatada y exitosa carrera profesional de casi veinte años en puestos de alta dirección en distintos países. Actualmente, y desde hace más de diez años, ofrece asesoramiento especializado en protocolo y negociación internacional, bajo la marca “Josefina Escudero”.

Josefina Escudero | Relaciones Sociales y Protocolo:

   

4 Responses to El arte de poner la mesa

  1. Manuel Pastor 3 abril, 2013 at 19:37 #

    Muy interesante. Sin duda un buen directivo debe de conocer el protocolo apropiado en cada situación. Enhorabuena por la sección y bienvenida a Directivos de España Josefina.

  2. Josefina Escudero Calabozo 4 abril, 2013 at 11:14 #

    Muchísimas Gracias Manuel por tu generosa bienvenida y amable comentario. Espero que esta sección resulte interesante y práctica . Y sobre todo que despierte el interés y ayude a ver el protocolo ejecutivo como un instrumento de trabajo tan necesario como el Iphone.

    Con mi cordial saludo

    Josefina

  3. Ana Lopez (Letusa Div. Industrial) 12 abril, 2013 at 12:14 #

    Buenos días Josefina:

    Muchas gracias por esta entrada tan práctica, clara y por lo que intuyo, sin ningún tipo de pretensión, más allá de hacer el mundo de los negocios, más agradable, tolerante y social…Si me lo permites, seré desde hoy, una fiel seguidora de todos tus comentarios.

  4. Josefina Escudero Calabozo 15 abril, 2013 at 11:37 #

    Buenos días Ana:

    Te agradezco muy sinceramente esta manera de recibirme tan humana y cálida. Celebro que te haya resultadio interesante mi primer post . Y me emocionas cuando dices que seguiras con interes mis pequeñas aportaciones que, desde este prisma del protocolo, quiero añadir al mundo profesional.

    Como bien dices, la única pretensión es ofrecer, desde esta nagnífica plataforma, soluciones eficaces y actuales, que nos ayuden a reforzar aún más nuestra propia clase y manera de hacer .

    Creo que todos no merecemos poder contar con estos “remedios”.

    Recibe un afectuoso saludo

Deja un comentario

© Directivos de España 2017